NERO DÁVOLA: UN VINO QUE REPRESENTA LA SICILIA

nero-d-avola1

NERO DÁVOLA: UN VINO QUE REPRESENTA LA SICILIA

La llegada de la cepa en Sicilia se debe a los Fenicios, aunque si, el descubrimiento, a las faldas del Volcán Etna, de las cepas selváticas prueba la presencia de esta cultura ya en la era terciaria.NERO1

Fueron los griegos a iniciar en modo determinante la cultura de las cepas de vino, seguidos por los romanos.

Durante los siglos, Normanos y Aragoneses hicieron perdurar la antigua cultivación, pero es en el 1773 que la producción de vino registra un verdadero crecimiento, gracias a la comercialización en grande escala del vino marsala, hecha por el Inglés WoodHouse.

 El Nero D’avola es la expresión de una particular cepa de uva, autóctona de la Sicilia, llamada “Calabrese ó Calabrese D’ Avola”. “Nero D’avola es una de las mejores uvas Sicilianas.

No se sabe cuándo las cepas cultivadas a Nero D’avola desembarcaron en la Isla; el nombre parecería derivar de la errónea traducción del dialecto Siciliano “ Calaurisi”, resultado de la unión de la palabra “Calea” – es decir uva – y “Aulisi” – De Avola, burgo de la provincia de Siracusa.

El Nero  D’ Avola, entre otras cosas, por siglos, de fundamental importancia en la producción de vinos sicilianos, prevaleciendo su uso como vino de fusión y corte con otro tipo de uva.

Y es solamente a partir de los años 70 del siglo pasado que inicia una serie de experimentación de esta cepa. Realizada sea  por institutos públicos como por Empresas privadas con el fin de estudiar y valorizar esta cepa. Dicho estudio culmino con el nacimiento de la preciada  botella de vino “ Duca Enrico 1984”.

Hoy la situación cambió radicalmente: la Uva  “Nero D’Avola”, hoy en día está difundida en toda la Sicilia con cerca 12.000  hectáreas de terreno dedicados a esta variedad.

 

Peculiar, además, la diferencia de caracteres encontrados entre los “Nero D’Avola producidos en la parte occidental de la Isla y aquellos en la zona oriental: los primeros resultan casi siempre más fuertes y de impacto violento al paladar; las cepas Nero D’Avola cultivadas en la zona oriental de la Sicilia resultan caracterizados por ser más finos y delicados gustos combinados a matices de frutas.

 Nero d’Avola, principe de la Vid Siciliana

Este vino rojo, hoy puede definirse el príncipe de los vinos sicilianos.

El cambio de cultivación , gracias a la introducción de criterios particulares, han permitido de rebajar el contenido de azucares y de aumentar la acidez de las uvas de este vino rojo siciliano.

Su vinificación en pureza lo hace uno de los más grandes vinos rojos italianos; de estructura, de carácter imponente, intenso, armónico, caldo, adaptado a la afinación en maderas preciosas.

 CARACTERISTICAS DEL NERO D’AVOLA

Color: color rojo rubí intenso, brillante, vivaz, con reflejos violáceos, si es joven, o purpura después en el añejamiento.

Aroma: intenso e decidido;

Gusto: Su sabor es complejo, con nota de violeta y especies (regaliz y clavos de olor) ; ciruela pasa, cereza, mora, grosella negra, frambuesa y chocolate, cuero y tabaco.

 Gradación Alcohólica : mínima 12.5°

 MODALIDAD DE SERVICIO:

Destapar la botella una hora antes. Servir a 16-18 grados.

 PERIODO MAXIMO DE RENDIMIENTO GUSTATIVO

Hasta cinco años.

MARIDAJE

Spaguettis con salsas de carnes, pasta con salsas de tomate, atun, Salmón asado, pollo, pato; embutidos, cerdo, carne magra, cordero a la brasa, churrascos, costillas de cerdo.

Share this post

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *